Como creo que la belleza habita en todo lugar y el trabajo del fotógrafo es solo descubrirla en su forma espontanea y particular de aparecer, lo primero y único que les pido a todas las parejas con las que trabajo, es que se olviden completamente de las fotos, ya que con el tiempo he aprendido exactamente dónde y cuándo poner la cámara para construir una narración perfecta de todo el proceso de la boda, desde la preparación de ambos hasta el cotillón. Momento a momento. De la misma forma que se vive.

Si quieres más información escríbeme a contacto.
CARGO COLLECTIVE, INC. LOS ANGELES, CALIF. 90039—3414